Skip to main content

Ingredientes

Preparación

  1. Poner el aceite en una cazuela amplia y baja, que se utilizará para toda la elaboración.
  2. Pelar y dorar los ajos. Una vez dorados sacar y reservar.
  3. Limpiar la guindilla y trocearla en cuatro trozos. Saltearla. Retirar y reservar.
  4. Freír el bacalao unos cuatro minutos por cada lado, empezando con la piel hacia arriba y reservando el suero que suelta el bacalao.
  5. Retirar el aceite a otro recipiente y esperar a que se temple.
  6. Añadir un poco del aceite templado de nuevo a la cazuela y , moviéndolo suavemente, añadir un poco del suero reservado para ligarlo.
  7. Seguir añadiendo la mitad del aceite sin dejar de mover y posteriormente el resto de suero.
  8. Finalmente, y siempre sin dejar de remover, añadir el aceite restante hasta que el pil pil esté espeso.
  9. Añadir el bacalao y calentar.
  10. Servir, decorar con la guindilla y los ajos, y disfrutar de un plato espectacular.